El 28 de octubre la protesta será: “El Castillo es del pueblo”

Catedral de San Vito destino turistico

Para el aniversario de la fundación de la República el 28 de octubre se realizará una protesta en el Castillo de Praga, está la manifestación será por la apertura permanente del Castillo. La reunión comenzará a las 14:00 horas y tendrá lugar en la plaza de Náměstí U Svatého Jiřího. La plaza está detrás de la Catedral de San Jorge. En el 2015 un par de manifestantes colocaron unos calzoncillos rojos para protestar contra el presidente

Zeman en el Castillo de Praga.

Zeman hizo del castillo un blanco fácil para los terroristas Después de los atentados terroristas en Europa en 2016, el Castillo limitó la libre circulación e impuso controles policiales a los visitantes. Por el cierre

Zeman fue muy criticado por hacer que los visitantes fueran un objetivo fácil para los potenciales terroristas. Los opositores a la medida decían que las grandes colas que se formaban en Hradčany eran ideales para que los terroristas pusieran bombas.

Presidente de la república Checa

El Castillo es del pueblo

Sin embargo, desde la introducción de los controles generales, no se ha producido ni un solo incidente de seguridad en el Castillo. Realmente ya es hora de abolir los controles en la sede del gobierno y devolver le el recnto de la nación al pueblo. Aunque Zeman saldrá pronto del Castillo, hay que dejar claro a todos los proximos monarcas checos, que el Castillo pertenece al pueblo. Por eso se hará la manifestación.

En 2021 se volvió a abrir el Castillo

A principios de mayo de 2021, el recinto del Castillo de Praga se abrió nuevamente al público. Esto ocurrió después de más de medio año de cierre total por el coronavirus. Ese día, después de cinco largos años, se levantaron los controles en la entrada del castillo. Pero el verdadero motivo de la apertura fue porque la corte dicto una sentencia judicial en la que se declaraba que el cierre del castillo no estaba respaldado por la ley.

El Castillo es un espacio público

En esa oportunidad la corte alegó que el Castillo era un espacio público. Esto hacía insostenibles nuevas ampliaciones de la prohibición de entrada. Desgraciadamente, al cabo de unos días se restablecieron los controles policiales

Historia

Carlos IV intentó hacer del Castillo de Praga un centro cultural de Europa, más tarde el emperador Rodolfo II continuó con audacia con esta tradición lo que por varios años hizo que el Castillo floreciera. Unos siglos más tarde el primer presidente de Checoslovaquia, T. G. Masaryk, recurrió al arquitecto esloveno Jože Plečnik para tratar de recuperar la elegancia y el esplendor de esa institución. Havel también hizo reparaciones dentro del palacio. Desgraciademente durante el régimen comunista no se valoró mucho ese complejo arquitéctonico, por eso el presidente Václav Havel tuvo mucho trabajo para reparar los daños estructurales del recinto. Después cuando Václav Klaus pasó a ser presidente de Chequia también aportó algunos elementos decorativos en el Castillo de Praga.

Zeman convirtió al castillo en un salón de fiestas

Miloš Zeman, convirtió la sede de los monarcas en un salón de fiesta para sus vasallos que podían celebrar allí festines de cumpleaños privados. Zeman el único aporte que le hizo al castillo es haber construido refugios de madera con cenefa para que cuando llueva los policías no se mojen.

El castillo siempre estuvo abierto

El recinto del Castillo de Praga ha estado abierto día y noche prácticamente desde tiempos inmemoriales. Es difícil de concebir que la catedral de San Vito se encuentre dentro de la propia sede gubernamental. Pero lo que la hace más interesante a la catedral es que es exclusiva del presidente. Junto a la catedral se encuentra el restaurante Vikárka, que función ya varios siglos.

En la parte baja del recinto de los monarcas Checos, podemos encontrar “la Callecita de Oro”. Esa calle originalmente era una zona habitacional para los pobres de Praga. Durante la ocupación alemana en 1939, sacaron a todos los habitantes de la “Callecita de Oro”. Mientras que el tercer patio fue cerrado por el ejercito Aleman y se limitó la entrada a la catedral de San Vito.

Los alemanes sólo se permitían el paso a aquellos que podían mostrar una legitimación expedida por el mando Alemán. Durante la ocupación Nazi todos los empleados de la oficina del Presidente recibieron unas tarjetas para poder entrar. El control era estricto en la entrada bajo el balcón del Tercer Patio “, escribe Pavel Zeman en su publicación Memoria e Historia de Chequia.

Es un monumento de todos

El 21 de agosto de 1942 la SS dicto el Decreto gubernamental nº 55/1954, que aún está vigente, El decreto establece en su artículo 1 dice: “El castillo de Praga, sede del Presidente de la República Checoslovaca es un importante monumento histórico, Dicho monumento pertenece a todo el pueblo checoslovaco”. Esta norma representa sin duda una expresión de la voluntad popular. Cabe destacar que inclusive el régimen socialista Checoslovaco, también respetó la idea de que la sede de los monarcas es es del pueblo

.Según algunos testigos, después de la Segunda Guerra el sede de gobierno estuvo abierta día y noche hasta la presidencia de Václav Klaus. Sin embargo, Klaus le puso algunas restricciones a la libre circulación de los ciudadanos. Por ejemplo. Durante la temporada de verano. Por eso la sede de los monarcas está ahora abierta al público desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre, desde las 5 de la mañana hasta la medianoche.

También te puede interesar

Las ventas disminuyen

Conozca las mejores cafeterías de Praga

Los ucranianos han encontrado trabajo en Chequia

Las galletas de Navidad, ya se empezaron a preparar

Los prestamos asfixian a los checos

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.

error: Alert: Content is protected !!