El movimiento de ANO podría ganar en las municipales

Primer ministro

El plan actual de Andrej Babiš con su movimiento ANO  de Convertir la reciente derrota en las elecciones parlamentarias en un triunfo a nivel municipal, parece que será una realidad. El movimiento ANO de Babiš ganará las elecciones locales en más ciudades de lo que pensaban los analistas políticos.

ANO es el partido más fuerte actualmente, con un 30%, según las encuestas.

Los expertos dicen que Babiš triunfará en las elecciones locales incluso en las grandes ciudades.

En las negociaciones postelectorales, el líder de ANO se ha apoyado tradicionalmente en ODS. Este será también el caso este año.

La agresiva campaña de Andrej Babiš para las elecciones municipales está funcionando. “174 mítines y tienen éxito”, Babiš se jactó de esto en la televisión Nova. Los enfrentamientos entre su partidarios y opositores se han convertido en un elemento habitual de la cobertura informativa,. Normalmente son titulares como el de una exposición en České Budějovice, donde el ministro de Agricultura “prohibió” al ex primer ministro entrar en la exposición Země živitelka en caravana.

Una derrota convertida en triunfo

Convertir una reciente derrota en las elecciones parlamentarias en un triunfo a nivel municipal, como hicieron los socialdemócratas hace doce años. Este es el plan del movimiento de Babiš. “ANO ganará en más ciudades de las que habíamos pensado hasta ahora. Puede parecer un tsunami naranja”, confirma el sociólogo Jan Herzmann, refiriéndose a las elecciones municipales de 2010.

Sin embargo, al igual que en las grandes elecciones, no es sólo el mayor número de votos el que garantiza el gobierno en los ayuntamientos. También es necesario encontrar un socio de coalición. Hasta ahora, la estrategia de ANO se ha centrado en pactar con ODS.

La batalla se decidirá el 23 y 24 de septiembre

La batalla por los ayuntamientos se decidirá los días 23 y 24 de septiembre. Pero por ahora se desarrolla en el mismo escenario que en 2010. Tras el declive económico provocado por la pandemia llega el segundo capítulo de la crisis.  ODS volverá a conducir a la República Checa a la cabeza de una coalición de gobierno de centro-derecha. También esta vez, el partido de la oposición es el que tiene el mayor número de diputados en la Cámara de Diputados, solo que en lugar de la ČSSD, lidera el descontento  el movimiento ANO. Y al igual que la última vez, critica la situación con palabras fuertes, como “es un infierno, es el peor gobierno”.

Babiš puede triunfar incluso en las grandes ciudades

No se trata sólo de las habituales escaramuzas verbales. ” ANO ha llevado una campaña electoral permanente desde que salieron de la Academia Straka. ANO han intensificado su campaňa”, resume el sociólogo Herzmann. Además de Babiš, los líderes son los ex ministros Alena Schillerová y Karel Havlíček, y también participan líderes regionales y locales. En combinación con el empeoramiento de la situación social, la campaña está funcionando. No se trata sólo de que ANO siga siendo el partido más fuerte. Pero lo que si es seguro es que ANO en las elecciones municipales obtendrá el mismo 30% de los votos que en las elecciones parlamentarias. Y lo que es más importante, en este momento, derrotaría claramente a la coalición Juntos en las elecciones parlamentarias.

Juntos puede perder en las ciudades grandes

El sociólogo afirma que el cambio de clima político será “más pronunciado cuanto las más grandes ciudades le den la espalda a Juntos” en las elecciones locales. Cada una de las 27 ciudades más grandes, denominadas ciudades estatutarias, es donde se podrá ver mejor  el efecto de la campaña política de ANO.

Sin embargo, las elecciones municipales esconden una complicación para ANO. Los votantes de izquierda en los que se apoya no suelen acudir a las elecciones “pequeñas”. El juicio de Andrej Babiš por el caso “Del nido de la cigüeña”, que comenzará el 12 de septiembre, puede ayudar a que Babiš pierda votantes. “Esto reforzaría la división de la sociedad en partidarios y detractores de Babiš y, lógicamente, aumentará la participación electoral”, predice Jan Herzmann.

ANO y ODS, matrimonios de conveniencia

ANO gana todas las elecciones en las que participa, dice el marketing de Babiš. En las elecciones locales de 2014 y 2018, esto fue así en el sentido de que fue el más votado de todos los partidos políticos si se dejan de lado las asociaciones locales independientes. Sin embargo, no fue una victoria soberana. En una situación en la que los ayuntamientos están formados por entre cinco y diez partidos diferentes, alrededor del 20% de los votos emitidos suele ser suficiente para conseguir una victoria de este tipo.

Cuidado, las grandes derrotas a veces se componen de otras más pequeñas.

El voto por correspondencia estaba en la agenda tanto del primer como del segundo gobierno de Babiš. Lo que, por supuesto, no impidió que los políticos de ANO dieran inmediatamente marcha atrás después de saber cómo votan los checos en todo el mundo.

La coalición perdió la segunda vuelta de las elecciones presidenciales

Por eso, ANO tiene que buscar socios de coalición con antelación, para no quedarse como partido tras las elecciones parlamentarias, en las que ni siquiera tuvo el 27% de los votos para formar gobierno. El presidente Babiš advierte que el mismo escenario se avecina en las elecciones municipales. “Esa gente que ha destrozado y robado el lugar volverá a rodearnos de alguna manera”, dijo durante la campaña.

Sin embargo, la experiencia demuestra que hace cuatro años ANO no tenía dificultades tan fundamentales para formar coaliciones municipales. Hoy tiene cinco alcaldes en las diez mayores ciudades de la República Checa, y en otras tres se ha abierto paso al menos en el ayuntamiento. Sólo los ayuntamientos de Brno y Praga se quedaron con bancos de oposición para el movimiento de Babiš, pero en la capital, ANO no podía entrar en alianza con nadie porque perdió y quedó en quinto lugar.

El movimiento ANO y el partido de ODS serán las bases para las coaliciones

En siete de cada diez casos, el tándem de ANO y ODS se convirtió en la base de las coaliciones. Los Demócratas Cívicos sólo prefirieron a los partidos de centro-derecha en Brno, mientras que ANO se vio obligada a hacer lo mismo por la difícil situación en České Budějovice. En Praga, los dos grandes partidos acabaron en la oposición.

Esto no significa necesariamente que los partidos de Fialova y Babiš estén cerca el uno del otro. La escena política de las grandes ciudades suele estar fragmentada en 15 ó 20 partidos, de los que normalmente la mitad llegan al ayuntamiento, y es casi una tarea sobrehumana conseguir una mayoría para el ayuntamiento. Por lo tanto, si los dos partidos más fuertes, que sson ODS y ANO, consiguen asociarse en el ayuntamiento, no hay mucho que dudar.

En Praga se han registrado 15 partidos

Sin embargo, la repetición de este escenario no es un hecho, porque la oferta electoral ha cambiado. Con la excepción de Hradec Kralove, las diez áreas metropolitanas son las que tienen menos partidos con candidatos desde 2006. Si hablamos de Praga, por ejemplo, quince partidos se han registrado con una lista completa de candidatos, frente a los 28 de hace ocho años y los 24 de las últimas elecciones.

En Pardubice también habrán menos partidos

En Pardubice se produjo un descenso igualmente extremo, con nueve partidos inscritos este año en lugar de los 17 de 2014. Las razones son fáciles de ver, con el papel clave que desempeña el modelo de la coalición Juntos, que ganó unas elecciones importantes el año pasado al unir a tres partidos. No es de extrañar que esta vez, de diez grandes ciudades, ODS, KDU-ČSL y TOP 09 hayan conseguido formar asociaciones municipales en Praga, Ostrava, Plzeň, Olomouc, Ústí nad Labem y Pardubice. Se han formado coaliciones similares en varias grandes ciudades del norte de Moravia, mientras que en otras metrópolis se han puesto de acuerdo al menos dos de los tres socios. Si Juntos gana por un margen suficiente en algún lugar, puede recurrir a las asociaciones independientes en busca de apoyo e ignorar la cooperación con ANO.

Una risa independiente

Aun así, la perspectiva de que la coalición de Fiala repita su éxito del año pasado en el municipio no es un hecho. “El efecto Juntos se ha desvanecido hasta el punto de que la coalición de gobierno se ha desacreditado”, recuerda el sociólogo Herzmann. Una coalición de Juntos y asociaciones independientes puede llevarse a cabo en las ciudades en las que la gente vota más por la derecha, mientras que en metrópolis de izquierdas como Ostrava, para ganar la mayoría puede ser necesaria la participación de candidatos de ANO, SPD o Přísaha. Entonces los demócratas cívicos o sus aliados agradecerán un salvavidas en forma de participación en el ayuntamiento.

El futuro del movimiento STAN está en juego

Las elecciones municipales mostrarán si el movimiento STAN ha fracasado definitivamente. No obstante, STAN estará representada por actores con marcas tradicionalmente fuertes, como los alcaldes de la región de Liberec, Ciudadanos por Budějovice, el Club Democrático de Hradec Králové o Praga para sí.

Las pequeñas movimientos electorales se están asociando

Y lo que es más importante, en otras ciudades las asociaciones, antes fragmentadas, han empezado a ponerse de acuerdo para formar coaliciones. Hace cuatro años, tres partidos locales, el Pueblo de Pardubá, la Asociación por Pardubice y Pardubice para el Pueblo, obtuvieron conjuntamente el 19,3% de los votos. Un resultado así habría bastado para obtener el segundo puesto en Pardubice en ese momento, pero las asociaciones acabaron al margen y tuvieron que conformarse con seis escaños en el consejo de 39 miembros. Ahora las pequeñas asociaciones se han unido en la coalición Juntos por Pardubice y están entre los favoritos para las elecciones. A diferencia del STAN, los Piratas participan con frecuencia en acuerdos similares en otras direcciones. El SPD de Okamura encontró un socio en Trikolóra.

También te puede interesar

Ayer en la plaza Wenceslao la gente grito “Dimisión”

La inflación alcanzó el 17,2% en agosto.

Llegaron las manifestaciones

La economía de la república checa crecerá en 2,4%.

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.

error: Alert: Content is protected !!