El relicario de San Mauro será expuesto en Bečov nad Teplou

Bajo estrictas medidas de seguridad, el palacio de Pluhovský de Bečov nad Teplou, recibió el lunes el relicario de San Mauro para que sea expuesto.

Se trata del segundo mueble histórico más valioso de toda la República Checa.  Por tercera vez el . Mauro abandonará la sala acorazada donde se encotraba para poder ser admirado por el público desde el 26 de noviembre.

San Mauro

El San Mauro es un monumento de orfebrería excepcional en la República Checa. En términos de valor, este relicario es comparable a las joyas de coronación.

Fue encontrado en 1985 y desde entonces está considerada como uno de los mayores hallazgos del siglo XX en Checoslovaquia.

Era un relicario de la casa Tumb

El relicario de San. Mauro pertenece al grupo de relicarios de la casa (tumb). En el interior se encuentran los restos esqueléticos de St. Juan el Bautista, St. Maura, St. Apollinare y St. Timothy.

St Mauro tiene una planta rectangular de 140 x 42 cm y una altura de 65 cm. La semilla de roble original fue reemplazada por una nuez nueva. La decoración del relicario consta de un conjunto de doce relieves, catorce estatuas realizadas en plata dorada, piedras preciosas, piedras semipreciosas, gemas antiguas, filigrana y esmaltes.

El relicario se hizo a petición de los benedictos

Relicario de San. Maura fue hecha por encargo por el monasterio benedictino de Florennes (ubicado en Bélgica).

El monasterio recibió las reliquias de St. Juan el Bautista y más tarde St. Maura de la Catedral de Reims.

El relicario se hizo solo para almacenar estos restos.

Después de la revolución francesa fue guardado entre muebles viejos

 Después de la Revolución Francesa, el monasterio de Florennes fue abolido y trasladado a una amigable iglesia parroquial, donde fue guardado entre muebles viejos.

En 1838, el entonces propietario de la finca Bečov, Alfred de Beaufort-Spontin, lo compró al consejo de la iglesia. Lo hizo reparar a mediados del siglo XIX.

En 1888, el relicario se prestó para una exposición en Bruselas, y luego los Beaufort lo trasladaron a su castillo en Bečov nad Teplou.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la familia de -Spontin colaboró con los nazis, por lo tanto, tuvieron que abandonar la república después de que se emitieran los decretos Beneš.

Hubo que hacer un traslado rapido

Durante el rápido traslado,la familia escondio el relicario bajo el suelo de la capilla del castillo de la Visitación de la Virgen María. Pasó el tiempo y durante 40 aňos nadie oyo hablar del relicario.

Danny Douglas empezó a buscar a St Mauro

No fue hasta 1984 que Danny Douglas, un empresario de los Estados Unidos, comenzó a negociar la compra de un monumento histórico no especificado escondido en el territorio de la República Checoslovaca.

Los científicos forenses también fueron invitados a las negociaciones, cuya tarea era averiguar en qué tema estaba interesado el comerciante.

El relicario fue encontrado en 1985

Gracias a varias pistas, el equipo criminal liderado por František Maryška logró identificar el relicario, por lo que el 4 de noviembre de 1985 comenzaron a registrar toda la zona de Bečov, y el 5 de noviembre de 1985, el relicario fue descubierto en el relleno del castillo.

 Después del descubrimiento, el relicario se le prestó al Museo de Artes Aplicadas de Praga. El relicario fue evaluado como un monumento de valor incalculable y, por lo tanto, su exportacion quedaba fuera de cualquier discusión.

El resultado de un almacenamiento inadecuado bajo un suelo húmedo dejo el relicario en muy mal estado, por eso requirió de una restauración profesional.

La restauración comenzo en 1991

Los trabajos de restauración no pudieron comenzar hasta 1991 después de la aclaración de la propiedad y las relaciones de propiedad.

La Oficina Estatal de Cuidado de los Monumentos emprendió el exigente y prolongado proceso de restauración. Los restauradores consultaron sus procedimientos con restauradores de Aquisgrán, Alemania. Sin embargo, era necesario dominar las técnicas de orfebrería olvidadas y desarrollar nuevos procedimientos de restauración.

11 aňos duró la restauración

El trabajo de restauración duró 11 largos años. El relicario se desmanteló, se limpiaron las piedras preciosas, y se repararon laboriosamente las estatuillas y relieves dañados.

Era necesario hacer un nuevo núcleo porque el núcleo original ya no se podía usar. Los trabajos de restauración se completaron en 2002.

Rafi

Periodista latinoamericano y me encuentro viviendo en la República Checa. Una de mis pasiones es la comunicación social, por eso he decidido participar en Praga Hoy.

Para mi Praga es una de las ciudades más hermosas del mundo en donde he podido descubrir en sus callejones infinidades de historias que me han hecho descubrir la belleza del pasado.

También te puede interesar

Descubren una piedra sapo en la reliquia del St Maura

Para Bryan Caplan la migración salvará el planeta.

Palmieri cambio la música caribeña y Cuba a los Checos

El orden de las palabras en Espaňol y en Checo

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.