Los precios de consumo en la República Checa subieron un 16,2% interanual en noviembre. El ritmo de la inflación se aceleró, con un aumento interanual de los precios del 15,1% en octubre. Los analistas esperaban un aumento de varias décimas. En términos intermensuales, los precios subieron un 1,2%.

La evolución se vio influida principalmente por la subida de precios en el apartado de la vivienda, los alimentos también siguieron subiendo de precio.

En esta evolución influyeron principalmente la subida de precios en el sector de la vivienda, el continuo aumento de los precios de los alimentos y la menor base comparativa del año pasado, en el que se produjo la remisión del IVA sobre la electricidad y el gas en los dos últimos meses del año, según informó el lunes la Oficina Checa de Estadística.

El ritmo de crecimiento anual de los precios de consumo se ha acelerado durante 13 meses seguidos desde el pasado mes de julio. La inflación anual fue del 3,4% en julio pasado y del 17,5% este mes. La inflación se ralentizó hasta el 17,2% en agosto.

Los gastos por vivienda también aumentarán

Los gastos de vivienda de los hogares aumentarán tras la limitación de enero de los precios de la energía. Estos gastos Podría suponer hasta el 34% de sus ingresos mensuales. Así se desprende de un análisis de PAQ Research basado en datos de la Oficina Checa de Estadística sobre el consumo energético de los hogares. Se prevé que los hogares con niños, o la mitad más pobre de ellos, sean los más afectados por los precios de la energía.

Los niňos y los pobres será los más afectados por la inflación y los gastos por vivienda

Según el análisis, los hogares con niños, y en concreto la mitad más pobre, serán los más afectados por los precios de la energía a partir del año que viene. Los cálculos muestran que aumentará el número de familias con hijos cuyos gastos de vivienda supondrán más del 40% de los ingresos.

Actualmente afecta al 23% de las personas, pero después de Año Nuevo la proporción podría aumentar hasta el 31%. Después de pagar la comida y la vivienda, una cuarta parte de las familias se quedará con menos de 3 000 CZK por persona, o 100 CZK al día. En cuanto a las familias con hijos pertenecientes a la mitad más pobre, hasta el 44% de ellas podrían caer en dicha pobreza. En palabras de Michaela Kudrnáčová, coautora del estudio.

Según el sociólogo Daniel Prokop, las personas mayores se verán compensadas por el aumento del precio de la energía en Año Nuevo con la indexación de las pensiones de enero.

Habará una ayuda escolar de 500 CZK

“Esta vez, la valorización de enero será relativamente importante e incluso ayudará a los pensionistas más pobres, ya que incluye una ayuda escolar de 500 CZK. Por término medio, esto devolverá muchas cosas al Estado antes del aumento de los precios de la energía”, señala el sociólogo.

Sin embargo, los pensionistas con rentas bajas, que sólo recibirán un aumento de unas 600 coronas y no tendrán derecho al subsidio de educación, saldrán peor parados, según el sociólogo.

Prokop también señala que uno de cada diez hogares estará en números rojos al menos algunos meses y se verá obligado a echar mano de los ahorros o endeudarse. Esto podría afectar hasta a una quinta parte de los hogares más pobres.

La tarifa social podría ayudar

A ellos podría ayudar, dice el sociólogo, una tarifa social que ofreciera energía incluso más barata que los precios máximos para los grupos más vulnerables. Esta solución también ha sido recomendada al Gobierno por economistas del instituto CERGE-EI, como Daniel Münich, miembro del Consejo Económico Nacional del Gobierno, y Klára Kalíšková.

“El Estado dispone de muchos datos sobre la población que pueden ayudarle a definir este grupo. Pero cuando identificamos a un grupo más reducido, tenemos la oportunidad de ayudarle realmente lo suficiente. Si ayudamos a todos, la ayuda prestada nunca será suficiente”, afirma Kalíšková.

Repartir los plazos

Sin embargo, el Gobierno aún no se plantea introducir una tarifa social, ha declarado el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Marian Jurečka (KDU-ČSL).

Prokop: No deberíamos pedir préstamos para pagar las facturas energéticas. Lleva a una quiebra de la confianza en la democracia

“Pero, por supuesto, tenemos la definición de cliente socialmente vulnerable, que está en el proyecto de modificación de la Ley de la Energía, que crea algo, más de espacio para la protección de estas personas vulnerables y clientes vulnerables. El principal pilar de ayuda para nosotros en este momento es fundamentalmente el instrumento del subsidio de vivienda, complementado por la prestación de vivienda”, explicó el Ministro.

Podría ayudar el rembolso de los atrasos energeticos para frenar la inflación

Según Prokop, otra medida podría ayudar a las personas en riesgo de pobreza: escalonar en doce meses el reembolso de los elevados atrasos energéticos. Esto podría ayudar a frenar un poco la inflación. Los proveedores de energía, como Pražská plynárenská o PRE, ofrecen planes de pago, pero no automáticamente a todos los solicitantes.

Tampoco es fácil distribuir los pagos a lo largo de una mayor parte del año. ČEZ ofrece un plan de amortización de hasta diez meses sin intereses, mientras que Pražská plynárenská, en cambio, añade a la amortización el interés legal, que actualmente es del quince por ciento. Si los costos por vivienda siguen aumentar eso podría tener una influencía directa en la inflación interanual.

Dejar un comentario

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.

error: Alert: Content is protected !!