La porcelana Thun un orgullo de la industria Checa

Chequia siempre ha sido famosa por su cristal y sus porcelana una de las marcas que más han destacado es la porcelana Thun. La porcelana Thun fue muy conocida en la edad media por la alta nobleza. La porcelana Thun sigue manteniendo su prestigio y actualmente es muy reconocida por el presidente de la república Checa.

¿Sabes de dónde está hecho el plato que usas para comer?

Posiblemente en la fábrica de porcelana Thun. Está fabrica abrio sus puertas en 1794. Desde ese momento se popularizo mucho por eso podemos encontrar sus piezas de porcelana en hoteles, hogares y en tableros festivos de políticos y embajadores en el país y en todo el mundo. Thun es el mayor fabricante de porcelanas Checas. La tradición de estáa empresa data de más de doscientos años y se comenzó a escribir en Klášterec nad Ohří más o menos por accidente.

Un experimento para diversificar la jubilación

La historia de la reconocida marca Thun está firmemente relacionada con la ciudad de Klášterec nad Ohří. La ciudad, que había sido administrada por la familia Thun durante muchos años, disfrutó de prosperidad económica bajo el reinado de František Josef Thun.

Thun en colaboración con Johann N. Weber. El administrador de la granja que se jubiló y estaba buscando diversión, por lo que comenzó a experimentar con el barro local hasta que le ocurrió darle formas y con el consentimiento del conde. en 1973, los objetos hechos de barro los metieron en un horno temporal. El experimento tuvo éxito y el 15 de septiembre de 1794, se inicio la producción de porcelana de Thun.

Desde el maldito lugar el buque insignia

La fábrica de Nová Rola, en cambio, es una de las fábricas de porcelana más jóvenes de la República Checa. La sede de la empresa actual no ha tenido mucho éxito en el pasado. Desde su fundación en 1921, ha tenido varios propietarios. Sin embargo, ninguno de ellos ha logrado iniciar con éxito la producción de porcelana.

El desarrollo de todo el campo se vio frenado posteriormente por la Segunda Guerra Mundial. Después de eso, la planta fue privatizada e incluida en el grupo de porcelana de Karlovy Vary. Ambas plantas se unieron en 2009, cuando la marca Thun 1794 vuelvio a ser un nombre de referencia de la tradición de la porcelana checa.

Tradiciones y formas modernas

Un juego representativo de Ferdinand para la corte imperial o un juego con nervaduras helicoidales creado especialmente para el Conde Thun. Constantemente se añaden productos con una tradición centenaria a la porcelana.

“Hemos estado cooperando durante mucho tiempo con el escultor académico Jiří Laštovička, quien es el autor de la mayoría de las formas y decoraciones de porcelana. Recientemente, también nos hemos puesto en contacto con el artista de Karlovy Vary, MgA. Lenka Sárová Maliska. Por ejemplo, que ha desarrollado una nueva forma de vajilla llamada LEA, que tuvo su estreno en exhibición en la feria de Frankfurt el año pasado ”, dije Martina Kosová de Thun 1794. al portal de Pozitivny Zpravy

De la idea al plato

Aunque la idea de los artistas para trabajar la porcelana es muy importante, Estas ideas siempre recorreran un largo camino desde el dibujo hasta el producto terminado. Al principio, los modelistas transforman la idea de un dibujo en bocetos de yeso en 3D.

Después se debe producir el molde. “Los moldes y las técnicas de fundición pueden ser diferentes. Sin embargo, lo más típico es la colada de la masa de porcelana en moldes de yeso, donde se crea la forma exterior y luego la interior del producto mediante la colada de la masa sobrante .

Luego de que se endurezca la masa lo suficiente, el producto pasa a un horno caliente a 980 grados centígrados, donde se somete a su primera cocción. Se utiliza para fortalecerlo y preparar la superficie para los esmaltes aplicados. El segundo disparo se arregla aquí. A diferencia del primero, dura solo 6 horas, pero la temperatura en el horno especial alcanza hasta 1400 grados Celsius.

La etapa final en la producción de la vajilla de porcelana es su decoración. Se puede pintar sobre la porcelana es decir hay que rociar pinturas de cerámicas o utilizar decoración con calcas cerámicas mediante serigrafía.

En Thun estan equipados con su propio equipo de serigrafía. Por tanto, podemos se puede producir cualquier tipo de calcas a petición del cliente el método específico de decoración, se elige en el último y tercer disparo de pinturas.

Porcelana checa para todo el mundo

Los productos terminados de la fábrica checa decoran mesas de comedor y secretarias de todo el mundo. Por ejemplo, en 2019, según Thun 1794, se entregaron más de 3.362 toneladas de porcelana. Los clientes de la porcelana de la empresa son restaurantes, hoteles, cadenas minoristas, pero también clientes VIP. La porcelana de Thun se utiliza para servir comidas a personajes distinguidos, por ejemplo, en el Castillo de Praga o en las embajadas que se enuentran en la república Checa.

Rafi

Periodista latinoamericano y me encuentro viviendo en la República Checa. Una de mis pasiones es la comunicación social, por eso he decidido participar en Praga Hoy.

Para mi Praga es una de las ciudades más hermosas del mundo en donde he podido descubrir en sus callejones infinidades de historias que me han hecho descubrir la belleza del pasado.

También te puede interesar

El coronavirus no es la razón de la recesión económica

El PBI de Chequia esta por debajo de la norma Europea

Los cambios positivos y negativos de la economía en Chequia

Se ven dos niňos en la foto

La educación financiera comienza en casa

El trafico aéreo se recuperá poco a poco

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.