Las fibras de la ropa muestran signos de microplásticos

Los peces expuestos a las fibras de microplásticos que liberan nuestras ropas contienen sustancias químicas nocivas para estos animales. Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Duke, informa Euro News.

Cuando lavamos la ropa, los tejidos fabricados con materiales sintéticos liberan pequeñas fibras en el agua, que luego se van por el desagüe. En la actualidad, la mayoría de las plantas de tratamiento de aguas residuales no tienen capacidad para eliminar estas fibras. Esto significa que los residuos acaban en océanos, lagos y ríos. En algunas zonas, los microplásticos representan hasta el 90% de la contaminación.

Las fibras afectan tanto a los organismos de agua dulce como a los marinos

La investigadora de la Universidad de Duke, Melissa Chernick, señala que aunque estas sustancias se viertan a kilómetros del océano, pueden llegar fácilmente a él. Por tanto, afectan tanto a los organismos de agua dulce como a los marinos. Investigaciones anteriores han demostrado que los peces consumen grandes cantidades de estas fibras. Pero, por desgracia los mecanismos de su sistema digestivo les permite comerse las fibras sin hacer les daño. Pero estocuando hablamos de un consumo pequeňo. Sin embargo, dice el estudio,que si se consume una gran cantidad de microplásticos los animales tendrán problemas en el intestino. Para los animales lo peor es la absorción de sustancias nocivas en el torrente sanguíneo.

Aunque los científicos todavía están trabajando para identificar el impacto exacto de estas sustancias químicas potencialmente tóxicas. Ya algunas de las primeras pruebas sugieren que también afectan a las hormonas reproductivas. Sin embargo, hay que investigar más para ver si estos disruptores endocrinos se transfieren a nosotros, los humanos, pero dado el número de fibras que se encuentran en el marisco, esta posibilidad es real. Por lo menos, el estudio sigue demostrando que la contaminación por microfibras está destruyendo una amplia población de vida marina.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mantener las fibras de plástico fuera del mar?

La solución más sencilla sería dejar de comprar fibras sintéticas, pero eso no siempre es tan fácil ni tan ecológico como podría parecer. Y, desde luego, no es la solución deshacerse de estos productos sólo porque sean fibras sintéticas. Tirar toda nuestra ropa sintética no hace más que agravar el problema de la contaminación por plástico persistente al enviarla a los vertederos, donde probablemente se quedará para siempre.

Lavar menos la ropa

Lavar la ropa con menos frecuencia es una buena manera de reducir la cantidad de microplásticos liberados. Dado que durante un ciclo de lavado de una sola prenda se liberan cerca de 2.000 fibras sintéticas, saltarse un lavado aquí y allá puede suponer una contribución significativa. También es una buena idea lavar más ropa a la vez: lavar una máquina llena reduce la fricción, lo que hace que se desperdicien menos fibras

Existen filtros caros que atrapan las fibras dentro de la lavadora, pero una alternativa más asequible puede ser una bolsa especial para atrapar las microfibras. Su diminuta malla mantiene las fibras dentro de la bolsa, que luego podemos desechar adecuadamente.

También te puede interesar

El Festival “la Memoria de la Nación” se celebrará en Strahov

Las checas se abren paso en el profecional del hockej

Los Piratas quieren construir un circuito vial para los tranvías.

La orientación profesional ayuda a escoger un buen trabajo

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.

error: Alert: Content is protected !!