Muchas empresas cierran por culpa de la caja de datos

Las oficinas de comercio están inusualmente ocupadas en estos momentos. Después de que el Estado empezara a enviar los datos de acceso a las cajas de datos a todos los empresarios, sobre todo las personas mayores empezaron a cerrar sus negocios. En los dos primeros meses de este año, en Most o Děčín, por ejemplo, se registraron un 300% más de solicitudes para cerrar un negocio que el año pasado.

También los que tienen el negio parado recibieron una caja de datos

«La tengo en suspenso. Y aunque la tengas suspendida, quieren que tengas una caja de datos. Eso me motivó a cerrar. Y no soy el único», resume el Sr. David su razón para poner fin a su negocio mientras espera su turno en el departamento de licencias comerciales del Ayuntamiento de Děčín.

Las oficinas de comercio se enfrentan a una avalancha de personas que abandonan sus oficios suspendidos debido a la nueva obligación de utilizar una caja de datos

La caja de datos no sirve

El pasillo, por lo demás tranquilo y apacible, está bastante ajetreado últimamente. El Sr. Peter está sentado aquí. «Tengo que venir aquí para tomar una decisión. La caja de datos no me sirve para nada: hace unos 25 años que dejé de hacer negocios y, sin embargo, todavía tengo esto. Me ha obligado», afirma.

Es la recepción de los datos de acceso al buzón de datos lo que la gente cita ahora con más frecuencia como motivo por el que decidieron cerrar su negocio.

«Desde hace casi un mes no hacemos más que anular licencias de negocio. La mayoría son personas mayores que han recibido un buzón de datos y no lo quieren. Desde esta mañana ya somos 220 personas, es una masacre», dice Jana Kratochvílová, la trabajadora detrás del mostrador.

Las cajas de datos llamada «Datovka» es un correo electronico

Las cajas de datos ‘Datovka’ es un correo electrónico garantizado por el Estado, tenemos instrucciones, el ministerio tranquiliza a asociaciones y comerciantes

Los mostradores ayudan ahora a quien pueden. «He reunido a colegas que tienen su propia agenda, y todos nos están ayudando», dijo Vladimíra Holečková, la jefa del departamento, añadiendo que algo más de 300 personas dejaron sus oficios en todo el año pasado, y más de 1.000 desde principios de este año.

«En realidad estamos limpiando el registro de oficios», concluye Holečková.

Lo mismo ocurre en las ciudades vecinas. «En nuestra ciudad, el aumento es de casi el 300%: se forman colas», confirma Klára Vydrová, portavoz del ayuntamiento de Most. La situación es similar en Teplice y Chomutov.

También te puede interesar

Panoramica del castillo

La economía checa crecerá menos de lo esperado

Cuidado con los prestamos bancarios

La subida del IVA acabará con los pequeňos comerciantes

ANO quiere volver a implementar el uso del EET

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.

error: Alert: Content is protected !!