Siguen subiendo los precios de la gasolina

Escuelas de conducir

Los precios de la gasolina en la República Checa han subido por cuarta semana consecutiva. Actualmente, un litro de Natural 95 se vende a una media de 45 coronas y 30 céntimos. El  disel, en cambio, ha experimentado un descenso. En comparación con la semana pasada, bajó en nueve céntimos, hasta una media de 46 coronas y 35 céntimos. Los precios de ambos combustibles  según los analistas, deberían estabilizarse en unas tres semanas.

El precio de la gasolina sigue subiendo

Un viaje  a Ostrava, que tiene unos seiscientos kilómetros, actualment tiene un consumo medio de seis litros y medio de gasolina. Es decir este viaje, bajo los actuales precios de la gasolina, le costaría a una persona unas 1.770 coronas checas. Hace un año, habrían pagado quinientas coronas menos.

Desde principios de junio, el impuesto especial sobre el combustible se reducirá en 50 coronas. La cuestión es cómo afectarán estos a los precios a la economia checa. Según el ministro de Finanzas, Zbyněk Stanjura (ODS), cualquier reducción permanente de la tarifa del gasóleo dependerá de la evolución de los precios en los mercados mundiales.

El precio de la gasolina deberá subir

“El precio del combustible debería reaccionar negativamente, es decir, debería bajar. Por supuesto, la pregunta es a cuánto. Porque estas medidas coinciden con el inicio de la temporada automovilística, y normalmente vemos que los precios suben”, comentó el analista de XTB Jiří Tyleček. Según él, la supresión de la obligación de mezclar biocomponentes en la gasolina y el gasóleo podría ayudar. “Así que deberíamos ver alguna reducción al final. Pero no creo que esto sea tan significativo”, añadió.

Incluso si la rebajan los impuestos especiales, el combustible seguirá siendo 10 veces más caro que hace un año.

Otras Medidas

En respuesta a la fuerte subida de los precios de los combustibles, el gobierno de Petro Fiala (ODS) también adoptó otras medidas. Entre ellas, la supresión del impuesto de circulación para los coches de hasta 12 toneladas y la supresión del pago anticipado del impuesto de circulación para los vehículos de más de 12 toneladas, o el aplazamiento del pago del IVA hasta finales de octubre para los empresarios del sector del transporte de automóviles. El Ministerio de Finanzas también está supervisando los márgenes de los distribuidores.

Stanjura afirmó que los controles de los márgenes continuarán hasta finales de septiembre, también en relación con la reducción del impuesto especial. “Queremos asegurarnos de que la reducción del impuesto especial se refleje plenamente en los precios finales para quienes compran gasolina o gasóleo. Al mismo tiempo, hemos ampliado estos controles: además de las gasolineras, también controlamos a los distribuidores de combustible. Tengo que decir que nuestra intervención verbal y el hecho de que estemos dispuestos a intervenir si es necesario está funcionando”, dijo.

No es efectivo el control de los margenes

El vicepresidente de la Cámara Baja, Karel Havlicek (ANO), no considera efectivo el control de los márgenes. “El resultado es que los precios van en sentido contrario: hacia arriba. Los bioingredientes tienen un efecto nulo, los impuestos especiales aún no funcionan y el control de los márgenes en las gasolineras es un acierto, ya que el problema surge en las refinerías”, criticó en el Devadesátka del jueves.

Vojtěch Munzar (ODS), vicepresidente de la comisión parlamentaria de presupuestos, respondió que, según el Ministerio de Finanzas, los márgenes cayeron una media de sesenta céntimos durante el mes de abril. Señaló que los suministros de las refinerías proceden en gran medida del extranjero, donde el gobierno no tiene herramientas para controlarlas.

No se estan llevando a cargo buenas medidasen el sector energético

Havlicek consideraría adecuadas las medidas en el sector energético, pero no se están llevando a cabo, dijo. “Y si no hacemos nada en el sector energético, tendremos que hacer algo en el sector de los combustibles”.

Munzar replicó que sería una medida cara que sólo haría retroceder la inflación. “Pero no aborda el hecho de que las empresas son mayoritariamente contribuyentes del IVA, lo que significa que la reducción del IVA no afectaría al precio del transporte, que luego se incluye en los precios de otros servicios y productos”, señaló. Cree que el Gobierno está siendo realista en las opciones que tiene.

¿Qué hacer al respecto?


Diferencias regionales
Los precios de los combustibles también varían según las regiones checas. Los conductores de la región de Zlín están repostando actualmente con la Natural 95 más barata. Por término medio, pagan 44 coronas y 82 céntimos por litro. El gasóleo es ya el más barato en el sur de Bohemia, donde cuesta menos de 46 coronas.

Tradicionalmente, los conductores de la capital son los que más pagan por el combustible, tanto por la gasolina como por el gasóleo. En las gasolineras de la zona se vende Natural 95 a una media de 46 coronas y 16 céntimos. En ninguna otra región la media supera las 46 coronas checas. El gasóleo cuesta 46 CZK y 90 céntimos.

Rafi

Periodista latinoamericano y me encuentro viviendo en la República Checa. Una de mis pasiones es la comunicación social, por eso he decidido participar en Praga Hoy.

Para mi Praga es una de las ciudades más hermosas del mundo en donde he podido descubrir en sus callejones infinidades de historias que me han hecho descubrir la belleza del pasado.

También te puede interesar

¿La exención del IVA en la energía el año pasado fue legal?

El gobierno quiere eliminar el ETT

Sube la energía y la producción de automóviles sigue bajando

Las escuelas podrán solicitar subvenciones para los cursos de checo

Deja una respuesta

Estás conectado, si quieres salir tienes la opción

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto las políticas de privacidad *

Tu privacidad nos importa, por favor visita la página de privacidad.

error: Alert: Content is protected !!